Acerca de Vejer


Descubra más acerca de Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera es una de las localidades más bellas de la provincia de Cádiz. Su situación geográfica en una zona elevada, permite disfrutar de maravillosas vistas y paisajes encantadores.

acerca de Vejer de la Frontera

Datos topográficos:

Vejer es una localidad gaditana a 190 metros sobre el nivel del mar, al suroeste de la provincia de Cádiz. Situada a 54 km de la capital.
Tiene una superficie de 263 km2. Su término municipal es muy amplio con núcleos rurales como La Muela, Los Naveros, Santa Lucía y El Palmar.

Posee un denso bosque de pinos piñoneros y por un sotobosque considerado de los de más riqueza de toda Andalucía. Cuenta con 82 Ha. de marismas fluviales en el Parque marítimo terrestre de la Breña, con una vegetación y fauna muy variada.

Historia:

Hagamos una parada para descubrir más cosas acerca de Vejer de la Frontera.

Vejer de la Frontera pertenece a la comarca de la Janda, la cual fue ocupada por distintas civilizaciones a lo largo de la historia.

Es uno de los pueblos más bonitos de la provincia, con más de 500 años de dominio musulmán. Fue un pueblo fortificado en la Edad del Bronce y fue la defensora de las factorías y almadrabas que ocupaban sus costas.

Los primeros fueron los fenicios que implantaron allí la pesca del atún, la cual es, actualmente, una de las bases de la economía y gastronomía de la zona.

Tras ellos llegaron los cartagineses, los romanos y los árabes, en diferentes momentos de la historia, que elegían esta zona debido a su situación estratégica para sacar los barcos a través de los ríos, en dirección al mar.

Vejer de la Frontera fue llamado “Baka” en un principio y, más tarde los romanos le cambiaron el nombre a “Besaro”. Estos dejaron muchos monumentos que aun pueden verse hoy en día.

Cuando los árabes tomaron la ciudad, volvieron a cambiar su nombre por “Bashir” y, más tarde fue conocida como Vejer de la miel por la cantidad de miel que se producía en esta ciudad. Los árabes dominaron la ciudad durante cinco siglos y la hicieron prosperar mejorando su infraestructura de calles y edificaciones.

En el año 1250 fue conquistada por Fernando III que levantó las paredes de esta ciudad y se convirtió en el primer alcalde de la ciudad en 1292.

La Batalla de Trafalgar dio un merecido reconocimiento a esta zona, hasta que fue ocupada por las tropas de Napoleón.

Durante el siglo XX se construyeron varios fuertes en la ciudad con el fin de evitar nuevas conquistas y alejar a los enemigos.

Vejer de la Frontera se desarrolló favorablemente durante los años 60 y creció mucho gracias al incremento del turismo.

Es curioso saber que no hace mucho tiempo las mujeres habitantes de Vejer cubrían sus rostros con velos oscuros y su cuerpo con capas largas como si de un hábito se tratara. Esta costumbre ya está extinguida, pero la gran influencia árabe de Vejer de la Frontera se puede apreciar aun en muchos aspectos.

Deportes:

Vejer de la Frontera cuenta con unas condiciones excepcionales para practicar deportes al aire libre, como senderismo, paseos a caballo o excursiones en bicicleta. También se practica el parapente.

Fiestas:

  • Carnaval (febrero)
  • El Toro Embolao (el Domingo de Resurrección)
  • Fiestas de Primavera (6 al 10 de abril)
  • Romería al Santuario de Nuestra Señora de la Oliva (7 de mayo)
  • Candelá de San Juan (23 de junio)
  • Velada en honor de la Virgen de la Oliva (10 al 24 de agosto).